Ramiro

Administrador Galvez
Written by Administrador Galvez. Posted in Reportajes on 21 October 2014.
Hot 1315 hits 0 favoured
(1 Votes)

Share Compartir

Hola mi nombre es Ramiro soy de Centro América. Vine a los Estados Unidos como muchas otras personas a buscar un futuro mejor. Jamás pensé que aquí en Iowa iba yo a encontrar a la mujer  de mi vida. Conocí a una mujer hermosa cariñosa y atenta en una fiesta. Empecé a pasar más y más tiempo con mi nueva amiga y cada día que pasaba sentía que ella era la mujer con la cual yo quería estar el resto de mi vida. Al poco tiempo de andar de novios le pedí matrimonio. Yo era el hombre más feliz cuando ella acepto. Cuando fui hablar con sus papas estaban bien contentos y aceptaron que nos casáramos. Pero con la condición que teníamos  que primero vivir con ellos para que yo y mi futura esposa nos acomodáramos y después nos iríamos a vivir juntos.

Después de mi boda mi vida con mi esposa era muy buena y feliz. Pasaron algunos meses y empecé a ver un cambio en mis suegros. Me di cuenta que para todo querían que les pidiéramos permiso mi esposa y yo por ejemplo, antes de Salir de compras, al parque o a cualquier lugar fuera de la casa .Pero también empecé a notar que mi esposa estaba cambiando mucho conmigo .Me cuestionaba si llegaba tarde unos minutos después del trabajo y empezaba a pelear conmigo. Mis suegros al principio no se metían pero después eso cambio empezaron a meterse en otras decisiones y sugirieron que mi esposa me pidiera con inmigración para que yo pudiera obtener un permiso de trabajo y cedi a la idea porque lo necesitaba. Después de eso mis suegros cambiaron también mucho conmigo, me decían que no podía salir sin mi esposa y mucho menos solo con mis amigos.

La vida empezó a cambiar mucho con mi esposa. Mis suegros siempre me cuestionaban de todas las decisiones que tomaba, quienes eran  mis amigos, con quien hablaba por teléfono tanto que llegaron al punto que mi suegro en una discusión  me amenazo con llamarle a inmigración para que me deportaran porque yo era un ilegal. Mi vida dio un giro muy grande, mi  relación con mi esposa ya no era la misma porque sus papas siempre le metían cosas en la cabeza tan hostil que estaba la situación con mis suegros y mi esposa que me sentí perdido. Empecé  a tomar alcohol  y a no cumplir con mis deberes en el trabajo.

Estaba muy mal, tanto que  mis compañeros de trabajo se dieron cuenta. En una de esas veces que  le platique a un amigo todo lo que me estaba pasando, me dijo que era Violencia Domestica por supuesto yo no le creí. Después el me convenció y empezamos a buscar ayuda y un día durante el lunch del trabajo hablamos a LUNA y les platique mi problema. Después de ir a consejería algunas veces  fue cuando comprendí que los hombres también podemos ser  víctimas  de Violencia doméstica sin saberlo.

Mi vida empezó a cambiar desde que recibí ayuda y ahora sé que la violencia doméstica nos afecta a todos y buscar ayuda es la mejor opción.

Rate this article:
(5.00 out of 5 by 1 users)

Administrador Galvez

Author: Administrador Galvez

240 0 0
...
Powered by CjBlog