Karla Alvarez

  • Print

dIowa está cambiando mucho y muy rápido la presencia Latina está contribuyendo a este fenómeno. Según los datos del censo  nos indican dos datos interesantes, por un lado que en este gran cambio demográfico en Iowa empezó con marcada apenas hace unos 25 años, siendo en esta primera etapa, la migración Latina la predominante. Por otro lado, las proyecciones demográficas señalas que Iowa se convertirá en un Estado diverso y rico en culturas y grupos étnicos, tal es así que, en un futuro en Iowa cincuenta por ciento de la población habrá de pertenecer a una minoría étnica.

Los cimientos de ese gran cambio social y demográfico los tenemos frente a nuestros ojos, lo estamos viviendo, nosotros somos parte de ese cambio por tal a continuación presentamos un charla que tuvimos con Karla Alvarez, mujer Latina que se ha forjado en Iowa y que bien nos puede ayudar a entender como hemos ha sido la evolución de los Latinos en este Estado. Karla es el  rostro de lo que se avecina en Iowa, pues si bien estamos viviendo un fenómeno de integración en la cultura anglosajona, dicha integración trae consigo aportes de la nuestra de lo que somos de nuestras raíces.

Al platicar con Karla  y preguntarle ¿Cómo era su vida en familia? ¿Qué valores de origen había en el seno familiar y qué valores se iban adoptando? Ella nos compartió que cuando su  familia emigró a Estados Unidos en los años 90’s desde el Estado de Michoacán, todos vinieron legalmente con la residencia permanente.  El proceso duro cerca de 10 años de trámites y obviamente su papá invirtió mucho dinero en pagar los abogados y todos los tramites de migración.  “Creo que fue una de las mejores decisiones que mi papá hizo al traernos a todos a este país”, mencionó Karla.  Su padre creía que este es un país de oportunidades, pero sin la educación era difícil poder salir o avanzar en una carrera.  Por eso sus padres siempre la apoyaron en su educación.  Su familia siempre fue muy unidad y siempre creció con la cultura Latina muy presente.  Ella recuerda que los fines de semana siempre comían en familia, todos sentados a la mesa y conversando sobre los hechos de la semana. En su juventud, íbamos a Quiroga, Michoacán, México  una vez al año– en auto y tardaban casi tres días en el camino.  Siempre hablaban  español en casa.  En su familia, se les enseñó sobre el respeto hacia los demás y sobre todo a los adultos. Siendo la más pequeña de mis cinco hermanos, Karla fue creciendo más independiente y más liberal.  Se fue acoplando a la cultura americana pero sin abandonar la suya.  A su papá le encantaba contarles historias de su niñez y de cómo eran los tiempos de antes, en México.  Muchas veces les contaban historias de asaltos o violencia en México.  Recuerda que ella tenía ganas de visitar la ciudad de México desde niña y nunca la dejaron.  Pero ya estando en la universidad como estudiante fue hacer una investigación de teatro a la Ciudad de México y le encantó.

Por otro lado, nos detuvimos y le preguntamos cómo es que ella decide ir a la Universidad, aspirar a una vida profesional a lo cual ella mencionó que siempre obtuvo buenas calificaciones y la compañía HON de Muscatine le dio una beca para seguir estudiando. Cuando terminó la preparatoria trabajó en IBP y no le gustaba por muchas razones: los horarios, las condiciones de los trabajos, etc.  Siempre le ha gustado aprender y leer mucho, nos compartió con gran entusiasmo.  Karla  de manera clara recuerda como ella veía que era el orgullo de su papá y como siempre hablaba de mis estudios con todo mundo por tal, cuando obtuvo  sus licenciaturas quería seguir estudiando más y  aprender sobre la literatura latinoamericana.  Para ella, sus títulos universitarios le han servido  en todas sus trabajos. 

Ella con gran agradecimiento en su hablar recuerda que en el transcursos de sus estudios, tuvo la suerte de conocer a varios mentores, sin embargo no olvida que también conoció a otros profesores que antes que ayudarles fueron obstáculos en su vida estudiantil.  De esas personas negativas que se encuentra uno en todas partes, nos comentó.  Pero por otro lado, ella no olvida que siempre se veía con su toga y birrete lo cual pues era una motivación permanente.

Con el paso del tiempo, esta maduración personal y profesional a brindado a Karla la oportunidad de  regresar lo recibido en su educación a la comunidad, de ahí que, le preguntáramos sobre sus actividades actuales y acciones en concreto que está realizando.

Karla mencionó que como consecuencia de su posición actual la cual es como Especialista Multicultural dentro del Centro de Diversidad y Enriquecimiento (CDE), juega un papel primario en la organización del “Iowa Latino Youth Summit” el cual es parte de la Conferencia Latina de Iowa.  Su papel este año fue coordinar la cumbre de jóvenes.  Su meta dentro de la cumbre fue traer a Consuelo Castillo Kickbusch como oradora principal y tener talleres para los jóvenes que se enfocaran en la cultura Latina, identidad como Latinos, y liderazgo.  Este año también tuvieron la primera competencia sobre la historia Latina.  En la competencia 8 grupos de varias participaron y se fueron eliminando hasta obtener al grupo ganador.

Así mismo,  anteriormente, Karla Alvarez también ha coordinado foros sobre la violencia doméstica dentro de la Comunidad Latina e hizo una presentación sobre la campaña de los 10 mandamientos de la mujer y del poder de las mujeres dentro del sistema patriarcal. Hoy en día, este es su segundo año como Vice-presidente de Consejo Latino de la Universidad de Iowa.  Como Consejo Latino organizan varios eventos sobre la cultura Latina que están abiertos al público y muchas veces también patrocinamos eventos que son organizados por otras entidades estudiantiles dentro de la universidad.  Siempre estoy en comunicación continua con otros colegas y profesores.  Este trabajo le ha dado la oportunidad de abogar en muchos casos por nuestros estudiantes y de ser un apoyo para ellos y guía dentro  de la Universidad de Iowa.

 

Para concluir nuestra charla le preguntamos sobre el rol de la mujer Latina en la sociedad a lo cual respondió:

            Creo que hoy en día la mujer Latina dentro la sociedad estadounidense es más independiente.  Me gusta ver que cada año hay más mujeres Latinas que van a prepararse a la universidad.  Creo que aún nos falta mucho por crecer y aprender.  Ya es hora de dejar ese papel mariano y de desempeñar un papel más visible dentro de la familia.  Al fin de cuentas, la mujer es uno de los pilares principales de cada sociedad ya sea estadounidense o Latina.  Quien más puede dar vida, si no la mujer, ¿no?

Como podemos observar,  la experiencia de vida de Karla Alvarez, refleja apropiadamente la evolución de la comunidad Latina en Iowa donde primero, sólo éramos espectadores y recibíamos lo ya existente pero ahora, ya hemos iniciado un proceso no sólo de adaptación a la sociedad estadounidense sino que hoy se aporta y se  empieza a participar en la toma de decisiones que impactan a la sociedad en general.

Los Latinos podemos contribuir y asegurar que este país siga siendo lo que es, una tierra de oportunidades, Karla es un ejemplo.